Amparo Sanz

El final del verano… el inicio del siguiente

27 agosto 2012
0

Cada año, cuando llegan estas fechas una sensación extraña me invade. Es desde muy pequeña y lo que os cuento seguramente a más de uno le resulta familiar. Llega el final del verano, los días empiezan a parecer más cortos y casi visualizas que están a punto de caer las típicas tormentas de verano que quieren dar paso al melancólico otoño.

Pues bien, cuando era pequeña estaba deseando que llegara este momento porque significaba que me iba a comprar la nueva mochila del cole (daba igual que la del año anterior estuviera casi nueva… molaba estrenar una), los lápices, rotuladores, el pegamento, los libros… Volvía a ver a mis amigos y estaba ansiosa por contarles lo bien que lo habías pasado durante el verano en el pueblo (sí, soy de las afortunadas de tener pueblo que se llama El Collado).

Acababa una etapa y empezaba otra, con la mochila nueva cargada de ganas de experimentar, de ilusionarse, de llegar a las divisiones cuando ya sabías sumar y restar. Querías saber en qué clase te tocaba, quién sería tu profe…

Cada año se repite en mi interior esa misma sensación. Y, aunque ahora no estrene mochila, cada septiembre estreno nuevos ánimos, nuevo espíritu. Es el comienzo del camino hacia un nuevo verano y hasta entonces el sendero estará lleno de experiencias, de intentos, de éxitos y, seguro, que de algunos tropiezos.

Y es que, aunque aún quedan unas semanas para que acabe oficialmente el verano, cuando llegan los últimos días de agosto… ya cambia el ciclo para muchos y, casi sin darnos cuenta, acaba el verano de 2012, pero también empieza aquí la ruta hacia el siguiente.

P.D: La imagen de este post reflejan la paz y tranquilidad de mis vacaciones de este año. Es del atardecer desde la cala de Benirrás, en Ibiza, donde vi caer el sol rodeada del sonido de los tambores y de buenas vibraciones