Amparo Sanz

Retos

Retos
23 abril 2012
0

Hace unos días hice una tortilla bajo la atenta mirada de mi madre. Siempre le digo que a mí me salen más buenas y había que demostrarlo. El problema llegó cuando elegí la sartén. Yo quería una tortilla pequeña, pero gorda y jugosa (como a mí me gustan) y cogí una sartén pequeña. “Esa no, que se te va a pegar”, me avisó.